El Director Nacional del FOSIS, Nicolás Navarrete, acompañó a una emprendedora apoyada por el FOSIS, a la fábrica de Ecocitex, para seleccionar prendas de ropa y tela que reutilizará en su negocio de estampados naturales.

Verónica Olivero, de Macul (63 años), es la creadora de Ecoprint, un emprendimiento que ofrece productos textiles con estampados naturales. Además de ropa, ofrece estuches, bolsos, fundas de cojines y caminos de mesa estampados.

La técnica que utiliza es respetuosa con el medio ambiente. Trabaja con diferentes hojas y plantas y con pigmentos naturales. Además, usa latas de bebida, recicladas, con las que logra dar a las telas un color cobrizo, con un proceso de oxidación natural.

“Era profesora y al quedar sin trabajo comencé a emprender. Conocí esta técnica y me cautivó. Creo que es la manera en la que debemos comenzar a relacionarnos con la ropa y las telas que compramos”, cuenta Verónica.

Para celebrar el Día del Reciclaje, el Director Nacional del FOSIS, Nicolás Navarrete Hernández, acompañó a Verónica a la fábrica Ecocitex, emprendimiento que fabrica hilados con ropa y textiles reciclados, para seleccionar prendas de ropa que reutilizará en su negocio Ecoprint (@ecoprintveronica en Instagram).

“Queremos destacar a Verónica que, con sus estampados naturales, da una segunda vida a prendas y telas en desuso. Desde el FOSIS, buscamos promover una mayor responsabilidad con el medio ambiente. Pequeños cambios en el hogar o en el proceso para elaborar un producto, pueden hacer la diferencia”, destacó el Director Nacional.

Verónica participó en el programa Yo Emprendo del FOSIS, que la apoyó a potenciar este negocio y, además, compró dos máquinas de coser para sus confecciones: una máquina overlock y una máquina multipunto.

“La ropa hay que seleccionarlas, según la calidad de la fibra. Mientras más algodón durará más. Debemos dejar de escoger ropa con mucho poliéster, porque la industria de la moda está entre las mayores contaminantes del planeta. Esa ropa termina como basura en nuestro océano o el desierto, como lo que sucede en Alto Hospicio”, afirma la emprendedora.

Entre los emprendedores apoyados por el FOSIS, destacan personas que reciclan revistas y diarios para hacer aros o pequeñas esculturas decorativas, que luego venden para generar ingresos. Otras utilizan jeans usados, para hacer bolsas de compra o delantales de cocina. También hay emprendedores que elaboran productos cosméticos, que en vez de usar recipientes de plástico reciclan frascos de vidrio o han cambiado sus envoltorios al papel.

“Es importante recordar que quienes se ven más perjudicados por los desastres medioambientales son las personas más vulnerables y en situación de pobreza, por lo que reciclar y cuidar el planeta es más que una moda, es un imperativo ético que no podemos ignorar”, destacó el Director del FOSIS.

El Gerente de Operaciones de Ecocitex, Juan Luis Martel, señala que «desde 2020 reconvertimos esta hilandería para reciclar todo tipo de ropa. La de mayor algodón le damos un segundo uso y donamos a emprendedoras como Verónica, que nos ayuda a seleccionar lo que va llegando. Mientras que la de menor fibra, se pica y se usa para relleno textil o se convierte en lana para la venta».