La presidenta de la entidad, Rosanna Costa, resaltó que es posible ir manejando esa incertidumbre, siempre que el marco de la discusión constitucional sea «lo más predecible posible».

Tras presentar el Informe de Estabilidad Foinanciera (IEF) correspondiente al primer semestre de 2022 ante la comisión de Hacienda del Senado, fue turno de los periodistas escuchar la exposición de la presidenta del Banco Central, Rosanna Costa, quien se refirió al proceso constituyente que vive el país y a la alta incertidumbre que ha traído consigo. Recientemente la Convención Constitucinal despachó el borrador del texto, el cual inició un proceso de armonización para, luego, ser plebiscitado el próximo 4 de septiembre. Con todo, Costa subrayó que «es un proceso que no ha culminado, no es posible anticipar nada, es un proceso en desarrollo», agregando que «todavía queda culminar el texto, que sin duda es un hito importante, y queda todavía transformarlo en leyes y jurisprudencia».

Y si bien afirmó que efectivamente la discusión constitucional «ha ido agregando incertidumbre», recalcó que «es posible ir manejándola (…), de manera tal que se mantengan acotados dichos niveles de incertidumbre dentro de un marco lo más predecible posible». Por otra parte, consultada por la creciente salida de capitales hacia el extranjero, Costa le entregó la palabra de Rodrigo Alfaro, gerente (I) de la División Política Financiera del Banco Central, quien, en primer lugar, explicó que «la medición que nosotros hacemos de la salida de capitales se trata de un flujo, no de un stock. O sea, en ese sentido, lo que nosotros reportamos en el informe es el acumulado de un año en curso». Dicho eso, expuso que «lo que reportamos en el informe es que a marzo tenemos un total anualizado de salida de capitales de hogares y empresas de US$19.200 millones», cifra que se compara con los US$4 mil millones anotados en octubre de 2019, los US$8 mil millones registrados en marzo de 2020, los US$11 mil millones apuntados en el mismo mes de 2021. También se refirió al acelerado de crecimiento de cuentas corrientes en dólares de empresas y hogares en los últimos meses. «Las cifras de octubre de 2019 o previo a eso (antes del estallido social) eran del orden de 50 mil cuentas y hacia finales de 2021 esa cifra llego al orden de 100 mil cuentas, y al cierre de 2022 estamos del orden de 180 mil cientas. Esto se ha ido acelerando», sostuvo Alfaro. En todo caso, comentó que «ese es el número de cuentas, no necesariamente involucran montos que sean equivalenes». Por su parte, Costa complementó que «lo que hay aquí detrás es una búsqueda de protección en activos que se perciben menos riesgosos y en este momento esto se produce porque se percibe menos riesgosa la inversión en dólares. Eso es parte de fenómenos de incertidumbre y de riesgo».

Fuente: Emol.com – https://www.emol.com/noticias/Economia/2022/05/18/1061391/banco-central-incertidumbre-constitucion.html